Una pequeña cosa que puede hacer una gran diferencia productiva – el secreto para capturar todas sus buenas ideas

Michael Masterson

Hace como dos años, un editor jubilado que realiza más trabajo en un día de lo que la mayoría de editores en activo realiza en una semana, compartió uno de sus secretos conmigo. A donde quiera que va, como sea que vaya vestido, siempre lleva en su bolsillo una libreta de notas muy pequeña y un lápiz. La utiliza no sólo para apuntar números de teléfono y similares, sino también para anotar todas esas buenas ideas -grandes y pequeñas- que vienen a nosotros cuando estamos menos preparados para tomar nota de ellas.

Está viendo a su hijo jugar futbol. El portero hace una parada espectacular. Eso le desencadena una idea sobre cómo lograr que su secretaria impida que la gente le interrumpa durante la mañana. Es el tipo de ideas pequeñas, fácilmente olvidables, que harían su vida mejor si tan sólo pudiera usted recordarlas.

Yo no uso una libreta y lápiz. Utilizo un pequeño portanotas que cabe fácilmente en mi bolsillo. En él, siempre mantengo una tarjeta en blanco para anotar esos pensamientos aleatorios más cuatro tarjetas adicionales para anotar mis tareas anuales, mensuales, semanales y diarias.

Es muy útil. Desde que empecé a utilizar este sistema, no olvido esas pequeñas ideas que hacen la vida un poco más fácil. También lo uso para ayudarme a mantener mis prioridades alineadas. En lugar de perder 90 segundos viendo el tablero del ascensor, puedo darle una rápida mirada a todo lo que estoy tratando de terminar ese día/semana/mes/año.

A mi esposa también le gusta. Me he vuelto muy bueno para recordar que debo pasar recogiendo un litro de leche, a un jugador de futbol, etc.

Empiece hoy, comprando un paquete de tarjetas de 3 X 5.

Yo utilizo tarjetas de archivero de 3 X 5 pulgadas que tienen líneas sobre el lado de las 3 pulgadas. A estas les caben 18 anotaciones en cada lado. (Dieciocho parecen ser casi tantas como tareas puedo completar en un día promedio. Pero usted puede usar el lado de atrás si tiene más cosas que hacer).

Revise sus tarjetas cada mañana y consúltelas cada vez que tenga un momento libre. Se sorprenderá  que tan “en control de la situación” estará en unos pocos días.

Esta pequeña herramienta será enormemente valiosa para usted.

Mantenga sus tarjetas con usted todo el tiempo. Cuando le venga la próxima buena idea, escríbala. Cuando encuentre algún dato que le ayudará a realizar una venta, apúntelo. Cuando se comprometa a hacer algo o reunirse con alguien y no ande su agenda, haga una nota en sus tarjetas.

Cada pocos días -o por lo menos una vez a la semana- transfiera sus notas. Las citas y reuniones en su agenda. Los nombres en su directorio. Las ideas van en su folder de ideas. Cuando ya todo está distribuido, tome una nueva tarjeta.

También puede utilizar una tarjeta como “chivo” para sus reuniones de negocios. Apunte los nombres y datos clave (i.e.: bebé: Jason) de colegas con los que probablemente se vea. Lo pueden ayudar a hacer una muy buena impresión.

Imagínese. Ya no olvidará nombres y fechas importantes. Desarrollará una reputación de ser bueno con el seguimiento. Y nunca olvidará esas brillantes ideas que le vienen brevemente… y luego se van.

Notas:

  • Artículo publicado originalmente en inglés en: www.earlytorise.com
  • El portanotas de Libertópolis es perfecto para esta función.
  • Cuando se le acaben las tarjetas, puede reemplazarlas con tarjetas standard (index cards) de 3X5 pulgadas que venden en librerías y supermercados.
  • Alternativamente, comuníquese con nosotros y gustosamente le enviaremos un paquete de las tarjetas de Libertópolis.
  • Si no lo ha hecho todavía, dele “like” a nuestra fanpage en Facebook (fb.com/Libertopolis.com), para estar al tanto de todo lo que sucede en Libertópolis.

Deja un comentario